hola

En esta ocasión quiero hacerles una invitación que, aclaro, no hace parte de mi empresa, pero que gracias a ellos este negocio ha podido prosperar. Pero no solamente ellos me ayudaron a un apoyo material, sino también espiritual. Porque realmente es en la espiritualidad en donde han iniciado todas estas bendiciones tanto para mi como para mi familia. No quiero decir que realmente me hayan brindado una ayuda económica; sencillamente ha sido la fuerza espiritual y las bendiciones que se me han dado en sus ceremonias las que de alguna forma me han ayudado a desempeñarme con amor y equilibrio para ayudar como astrólogo y tarotista a las personas que lo han necesitado.

Ellos son una tribu nativa del Putumayo, Colombia y son los cofanes. Asimismo, he tenido la bendición de compartir con ellos su medicina y su conocimiento ancestrales. Ellos son cultura del yagé, también conocida como ayahuasca, una planta sagrada que esta tribu utiliza desde hace milenios para poder obtener guía en todo lo que se necesite, pero esencialmente guía espiritual. Es desde el corazón que ellos conocen al mundo y no desde la razón como lo ha asimilado la cultura occidental. Ciertamente, ellos están conectados con la naturaleza y sus espíritus.
Sin más cito las palabras de ellos:
“QUIENES SOMOS LOS COFANES
Somos gente Cofán, somos aborígenes del Putumayo, somos cultura Yagé, somos un pueblo de sabedores indígenas, tenemos la sabiduría de nuestros ancestros, nosotros le damos conocimiento al mundo, de nuestras plantas medicinales para curar las enfermedades del cuerpo y del espíritu, somos médicos tradicionales para todo el mundo, somos humildes, gente de paz, somos buenos, generosos, somos respetuosos, respetamos la madre naturaleza, aconsejamos al mundo con nuestro pensamiento de mayores, DIOS nos ha dado el Yagé, un cabello de su corona, para enseñar a vivir, tomando Yagé pensamos como vivir bien. Somos artesanos y tejedores, hablamos una lengua propia en la que nos comunicamos. Nuestra costumbre es la pesca, recolectar frutas, sembramos yuca, maíz y chontaduro.”
LA FAMILIA DIAZ
“En el Departamento del Putumayo comunidad COFAN de Santarosa de Sucumbio se origina la familia Diaz Queta conformada por mi padre TAITA Diomedes que es cuñado del Taita Querubín. Mi madre Ofelia Queta y mis hermanos, somos una familia unida por nuestra cultura conocedora de la sabiduría de la sabiduría de la selva, practicamos la medicina tradicional del Yage gracias a las enseñanzas de nuestros mayores, Taita Querubín y Taita Diomedes. La problemática de nosotros surge a raíz de la usurpación de la Tierra y la falta de respeto por nuestra vida, pueblo, derechos, salud, educación y cultura. Siendo el territorio e identidad cultural la base de nuestra vida tenemos el deber de defender todo el patrimonio cultural de los ancestros por el futuro de nuestra gente.
Finalmente, durante el año 2000 nos radicamos en el territorio de Cundinamarca debido a la problemática social de nuestro pueblo COFAN:
1. Conflicto armado.
2. Desplazamiento por compra de terrenos por parte de los colonos propios del Departamento.
3. Explotación por parte de las empresas petroleras.”
Puedo decir que mis experiencias con ellos y su medicina me han ayudado a sanar cosas, a abandonar los miedos, a tener valor, a tener fortaleza en el corazón, a aprender a sufrir, a tener buenas relaciones con la gente, a amar y a un sinfín de cosas que me han llevado a descubrirme más a mi mismo. Personalmente para los interesados les recomiendo que vayan a las ceremonias, en donde se bebe yagé, y que no teman, que mantengan la calma, que siempre DIOS está ayudándonos, que él se comunica mediante esta planta y los taitas; que piensen bonito, que por más dura que pueda parecer la vida, simplemente es bella y hay que vivir en este eterno ahora. Lo importante no es cuantas veces caigas, sino las veces que te levantes.
Ellos usan su música sanadora con armónicas y guitarras para guiar a la persona en su búsqueda espiritual. Ellos son un instrumento más de Dios.
Finalmente, eres libre de escoger. Puedes curar tus enfermedades que siempre tendrán su causa y raíz en el espíritu, pues Yagé es remedio para tu espíritu y tu cuerpo.
Ellos ofrecen todos los sábados ceremonias en Cundinamarca, poco antes del Alto de la Rosa, por la vía que conduce hacia melgar y Girardot. El pueblo más cercano es el de Granada. El sitio del templo queda a unos 5 kilómetros de Soacha. Todo esto es en Colombia.
No obstante, los cofanes están interesados en expandir su conocimiento al mundo así que también la gente de otros países pueden contactarlos.
Para mayor información contactar al Taita Nelson Díaz, su número de celular es 312 407 9375. O al Taita Querubín Díaz, su número es 311 363 4350.
Ellos tenían pagina web, pero al parecer fue suspendida la cuenta, era http://www.cantodecuración.com . Ahí se encontraba información del correo electrónico y otras cosas. No obstante, dejo la información…
No siendo más sean todos bendecidos
MAS ACERCA DEL YAGE
Sencillamente para dar un poco más de información sobre las ceremonias de mis amigos taitas e indígenas dejo esta información que me parece pertinente.

La Ayahuasca o Yagé, conocida como “el bejuco del alma”,  es una plata sagrada de los pueblos originarios americanos, que es preparada  como bebida de sabor amargo y se consume durante ceremonias especiales  realizadas por los médicos tradicionales indígenas. Esta planta es el eje de  fundamento cultural de algunas etnias de Suramérica.
La Ayahuasca es consumida en una  ceremonia que se realiza durante toda la noche y es dirigida por un Taita o  Chaman, que se encarga de activar las propiedades de la planta con sus cantos,  bailes y rezos. Consumir la Ayahuasca genera una purga para el cuerpo y para la  mente, esta planta sagrada se encarga de ayudar en el proceso de sanación y  crecimiento personal, por lo tanto su efecto será diferente en cada persona por  lo que es un proceso individual y único para el que la consume. Entre sus  múltiples usos están la sanación de enfermedades, meditación, autoconocimiento y  limpieza. También es usada dentro de las comunidades como un espacio de estudio,  reflexión y aprendizaje sobre su propia cultura. En general el Yagé ayuda a las  personas a reactivar la conexión con su ser espiritual. Entre los diversos efectos al consumirla se encuentran  procesos necesarios para limpieza, como mareos, visiones, vómito y malestares  físicos. Los participantes también experimentan mucha alegría o éxtasis, además  de sentir la fortificación de su cuerpo y espíritu.
La cultura cofan viene a traernos  la medicina de la selva con el objetivo de darse a conocer y colaborar  con el proceso de rescate y reivindicación de las etnias indígenas en nuestra  sociedad. La forma en que se desarrolla la  sociedad actualmente tiene en proceso de extinción a comunidades indígenas  milenarias, comunidades que saben cómo vivir en armonía y respeto con la madre  naturaleza y que son sabedoras del conocimiento necesario para el bienestar  humano. Años atrás la Ayahuasca era consumida exclusivamente en los territorios  indígenas, pero los abuelos fueron guiados por la planta para expandir esta  sabiduría por diferentes espacios y ciudades, con el fin ayudar en el proceso de  mejora del planeta y del corazón humano.
Taita Nelson y su familia  actualmente se encuentran colectando recursos para construir un templo  ceremonial de Yagé en Colombia, con el fin de poder llevar la medicina a más  personas, los recursos recolectados en estas ceremonias serán  invertidos en este proyecto.
Si desea conocer más sobre el  bello trabajo de esta familia visite:  www.cantodecuracion.com
Se pueden realizar ceremonias privadas si se cuenta con un grupo de personas.
Recomendaciones a tener en cuenta si se desea asistir a una ceremonia:
Se recomienda que los días  anteriores, y especialmente el día de la ceremonia, se lleve una alimentación  ligera, entre mas limpio se encuentre el organismo mejor actuará la medicina.  Por lo tanto se debe evitar el alcohol, sustancias psicoactivas, lácteos,  condimentos fuertes, carnes rojas y en general alimentos que sean de difícil  digestión.
No se debe estar consumiendo  medicamentos fuertes, si desea consultar sobre esto, puede preguntar al Taita  con anticipación sobre su asistencia.
No deben asistir mujeres embarazadas  o en los días de su periodo menstrual.
Para la ceremonia debe llevar ropa  cómoda, colchoneta, bolsa de dormir, buen abrigo, papel higiénico y agua para su  consumo.
Si desea consumir alimentos al día  siguiente de la ceremonia también se recomienda una alimentación ligera, en  especial frutas.
Para saber más sobre las ceremonias y la familia cofan visita este enlace
Anuncios