Archive for octubre, 2012


 

Salir de las Ciudades…
por Bianca Atwell

Somos naturaleza y estamos diseñados para vivir en ella.

No sé si alguna vez te has planteado entender realmente dónde vives, si vives en una ciudad.

La planta del pie del humano está diseñada para mostrarle a la Tierra el estado del organismo vivo en todo momento y en toda su magnitud, por eso la planta del pie refleja el estado de todo el cuerpo.

Así como la membrana de una célula puede “informar” al resto del cuerpo su estado interno, las plantas de nuestros pies le informan a la Tierra (nuestro ser simbionte) cómo estamos y qué necesitamos para estar mejor.

Este intercambio de información se hace a través de frecuencias. Cada órgano del cuerpo lleva la información a la planta del pie en forma de ondas vibratorias. Pero la planta del pie es también receptora de las frecuencias sincronizadoras de la Tierra.

Si vives en una ciudad, es posible que tus pies nunca tomen contacto con la Tierra. Por lo tanto, no hay intercambio de información. La Tierra nos sincroniza permanentemente con los ciclos naturales, pero para ello, necesitamos estar conectados con ella.

El cemento de las ciudades aisla esta comunicación de vital importancia.

Luego está el intercambio de infromación a través de la glándula pineal (glándula situada en la zona más protegida de nuestro cerebro, dotada de cristales de apatita, un mineral magnetoreceptor), la antena que nos conecta con la cavidad de Resonancia Schumann (una cavidad de ondas que vibran entre 7.8 y 45 Hz, que se encuentra entre la corteza terrestre y la Iionosfera).

Las ondas excitadas por los rayos de las tormentas, marcan nuestros ritmos circadianos, nuestros ciclos sexuales, nuestros ciclos de crecimiento y nictamerales. Es la Tierra la que le dice a nuestro cuerpo qué neurotransmisores segregar y en qué momento. La Tierra nos dice por lo tanto también qué hormonas, aminoácidos y proteínas debe fabricar nuestro cuerpo.

Pero para ello, debemos estar recibiendo sus frecuencias sincronizadoras. La Tierra nos lleva a la salud, pues su propósito es mantener LA VIDA en la biosfera.

El campo de ondas electromagnéticas y de radio en las ciudades está totalmente contaminado de emanaciones de antenas de comunicación inalámbrica, radiofrecuencias y oleadas de microondas, por lo tanto en las ciudades, el latido sincronizador de la Tierra se ve permanentemente alterado por frecuencias inarmónicas.

Por ello, la mayor cantidad de enfermedades se da en el ámbito urbano.

Los ritmos biológicos al alterarse, vuelven a nuestros vehículos (cuerpos) disfuncionales. Es igual a las colonias de bacterias que viven en nuestro cuerpo. Ellas reciben información de nuestro estado de ánimo, de nuestra mente, y reaccionan en consecuencia. Del mismo modo el humano responde a la mente del planeta (Noosfera) y reacciona en consecuencia.

No hay mayor garantía para la salud humana que una plena conexión con las frecuencias de la Tierra.

Este maravilloso ser de 4.500 millones de años de edad, tiene la sabiduría suficiente como para mantenernos en seguridad dentro del espacio. El cosmos es un lugar impensable para la vida, sin embargo, la Tierra, que nació como una roca incandescente, ha sabido desarrollar desde un núcleo imantado hasta una magnetosfera protectora, en una evolución de capas cuya función es proteger la vida de su propio cuerpo y de todas las especies que lo habitan: entre ellas, el ser humano.

¿Cómo lo hizo? Evolución, inteligencia, creatividad y una CLARA INTENCIÓN DE VIDA.

Si hay algo que hace la Tierra es crear VIDA y protegerla. Esa es su función principal y lo hace las 24 horas del día, sin parar.

Pero para mantener vivos a los humanos, necesita que estemos conectados con ella en todas las formas posibles. Necesita sincronizarnos, porque la vida se trata de una compleja geometría armónica, y donde hay caos hay entropía.

Cuando no nos sincronizamos, quedamos fuera de la red vital, creando entropía alrededor.

La entropía es natural, y debe existir, pero tenemos suficiente de ella en el Sol por ejemplo, que es el astro que le obliga a la Tierra a auto-regularse, a mantener el orden.

Me pregunto si te es posible realmente comenzar hoy mismo a plantearte salir de la ciudad y vivir más cerca de la naturaleza.

Las ciudades son lugares que colapsan más tarde o más temprano pero siempre colapsan.
Y vivir en una ciudad colapsada es vivir en un espacio de caos, inarmónico y por lo tanto no saludable.

Es posible que el 99% de tus problemas sea causado por el medio ambiente en el que vives. Un ser vivo ES, con su medioambiente.

En la Naturaleza está la calidad de vida real. Más allá del sueldo (¿para qué quieres más dinero si no puedes mejorar tu calidad de vida?)

En la naturaleza están las verdaderas FUENTES DE ENERGIA que te hacen vivir. ¿Por qué vivir aislándote del PODER?

En las ciudades, el poder se traslada a personas y a corporaciones, y tu aparato perceptual es alejado permanentemente de las verdaderas fuentes de energía que son capaces de activar tus verdaderos poderes.

Las ciudades “enganchan” a un motor de entropía imparable que como siempre conduce al colapso de la vida. Y si vives en una ciudad, estás enganchado en la rueda de la destrucción.

Tal vez, cuando te planteas salir de la ciudad, te preguntas ¿con qué voy a pagar la hipoteca si en el campo o en la playa o en la montaña no podré conseguir trabajo?

Yo te pregunto si tu casa vale tanto como para seguir viviendo en la destrucción.

Yo me mudé al campo (vivo en la entrada de una reserva natural frente al mar), y vine aquí dejándolo todo. Tal era mi decisión de conectarme con la Tierra de manera urgente, ya que al estudiarla comprendí que seguir viviendo en una ciudad era un suicidio.

Una vez aquí, en la mágica isla de Lanzarote, mi salud comenzó a mejorar, mi estado de ánimo, mi capacidad para trabajar (aunque cuando llegué no tenía ni un céntimo, a veces no podía tomarme un café siquiera).

Pero claro, al salir de la ciudad, todo mi potencial bloqueado comenzó a manifestarse y no sólo me puse a trabajar mejor, sino que pude hacerme autónoma en varios sentidos.

Hace 10 años que sólo utilizo el reloj cuando estoy en un escenario o en un aeropuerto, para no pasarme de la hora establecida en mi conferencia o no perderme un vuelo. Hace 10 años que no uso el despertador. Hace 10 años que no dependo ni de un jefe ni de un socio para ganarme la vida, sólo dependo de mi conexión con la Tierra. Ella me mantiene equilibrada y por lo tanto me lleva a tomar las mejores decisiones.

Hace 10 años que como del mar. Tengo un barquito y salgo a pescar. Y tengo mi casa llena de plantas aromáticas y tropicales que me llenan de vida.

Hace 10 años que no tengo no depresión, ni fobias, ni estrés (y les aseguro que viviendo en las ciudades fui una víctima profunda de estas enfermedades).

Pero tal vez lo más hermoso de haberme venido a vivir al campo, es que soy una persona feliz y tranquila. No voy con prisas, no me pongo nerviosa, no tengo miedos, ¡es un milagro!

Y cuando una persona es testigo y participante de un milagro, tiene ganas de decirle a sus hermanos cómo lo logró. Bueno pues, por eso estoy escribiendo esta nota. Cuando miro para atrás y releo mi historia, me doy cuenta que el paso fundamental para mi vida fue salir de las ciudades y conectarme con la naturaleza.

La vida se vuelve más real. Los sentidos se afinan, escuchas mejor, hueles mejor, sientes todo más intensamente y estás más alerta, por lo tanto, cometes menos errores.

La estabilidad emocional que te da la natura, te lleva a caminos más claros en la vida, a que las situaciones sean más transparentes.

Y APARECEN LOS RECURSOS.

De repente, soy una persona rica, multimillonaria, pero no en dinero, sino en calidad de vida (si no, ¿para qué quieres el dinero?).

Y vuelvo a los miedos de abandonar las posesiones, como la casa o el trabajo…

He dejado atrás TODO LO QUE TENIA…y AHORA TENGO MAS!!!!!, pero no porque tenga más posesiones, sino porque las que tengo son las que necesito…NO NECESITO NADA MAS!!!!!

Cuando tu mente y tu cuerpo tienen la sensación de satisfacción permanente, la vida se convierte en una obra de arte. Las energías están orientadas a crear. Crear cualquier cosa que se te ocurra, pero crear. Por ejemplo, crear tu vida todos los días, en completa libertad.

¿Hace cuánto que tu mente y tu cuerpo no experimentan un largo período de satisfacción sin necesidades? ¿Recuerdas la última vez?

Pues cuando vives conectado a la naturaleza, tus necesidades vuelven a ser sólo las básicas: sed, hambre, ganas de hacer pipí, sueño y poco más…

Desaparecen aquellas provocadas por la ciudad…desaparecen, nos liberamos.

Recuerdo mi ropero en la ciudad. Todos los días debía pensar ¿qué me pongo?. Ahora mi ropero se ha reducido al bañador (tengo el mismo como hace 5 años), y a unas pocas prendas que voy usando hasta que ya no dan mas. Toda esa preocupación por redisfrazar mi avatar quedó reducido a cuando voy de viaje a una ciudad. Cuando estoy en casa, la ropa no me importa en absoluto, sólo pretendo que sea cómoda.

Mi mente se ha aclarado, y además ha comenzado a ampliar su capacidad de recibir y transmitir mensajes. Mi marido, que ama pescar, me pregunta ¿la marea está alta o está baja?, y yo sólo me recuesto en la cama o en el piso y mi cuerpo ya sabe el estado de la marea, porque siente en sus aguas, los movimientos de la luna.

Me sincronizo con los animales y con las plantas, que cada uno de ellos me envía información. Les presto mucha atención a los animales, ya que ellos están aún más conectados con la natura que yo. Las plantas y los animales viven el presente, el ahora. Yo aún vivo en la ilusión del pasado y el futuro (cada vez menos).

Por esta felicidad y tranquilidad que siento, es que me complace aún más invitarte a pensar si no sería bueno que te planteases salir de la ciudad. Tomar una decisión sabia y certera de acercarte a los poderes de la natura, para desplegar finalmente los tuyos propios que en la ciudad están bloqueados.

¿Que te vas a aburrir en el campo o en la montaña?

Jeje, espera a que llegue el momento en el que cuando un pájaro se acerque a tu ventana y se ponga a cantar y entiendas perfectamente qué es lo que está diciendo, a ver si te aburres. Espera a que llegue el momento en que tu mente se ponga tan creativa que hasta desearías tener un nuevo problema que resolver.

Espera a que llegue el momento en el que sientas a la Tierra comunicarse contigo, a la luna llevar las aguas de tu cuerpo de arriba para abajo, a mirar el cielo y ver caer los meteoritos o mirar con toda claridad el brazo de la vía láctea.

A las mujeres: espera el momento en que la menstruación esté tan sincronizada con los astros que no te duela ni la cabeza, ni los pechos ni la panza.

Espera a que llegue el momento en que te sientas feliz y que eso dure horas, días, meses y años.

Fuente: Bianca Atwell

Diez razones para convertirse en autosuficiente y diez sugerencias para una vida independiente

por Michael Edwards and Jeffrey Green


El 2012 y el 2013 y todos los años que seguirán serán lo que nosotros queramos y hagamos que sea. Si no hacemos nada, si no cambiamos en nada, si no modificamos nuestra perspectiva y dinámicas, otros lo harán. Y el plan de los otros, no es precisamente grato para esta humanidad, pues se propone eternizar nuestra esclavitud. Podemos ser lo mejor y lo peor que hay en nosotros. Nuestro potencial es inmenso y hermoso. Hagámoslo y dejemos de sabotearnos a nosotros mismos.

Ya somos de tres a cinco generaciones que hemos sido apartados de la vida rural que daba fuerza a América. El mundo entero ha sufrido una similar transformación, ya que la promesa de trabajos más fáciles ha creado una migración a las grandes ciudades. Estas mega-ciudades podrían ser vistas como un experimento gigantesco, dado que el estado general de bienestar ha disminuido y las tasas de suicidio han aumentado en todo el mundo. El hacinamiento y la crisis económica han dado origen a un crimen rampante, abuso corporativo y un tipo de competencia de ‘hombre come a hombre’ que pueda ser descrito como locura transitoria.

 
LA GOTA QUE COLMA EL VASO
La crisis económica que estamos atravesando ha sido la gota final del vaso para mucha gente que aun creía en las promesas de una vida más creativa, mejor y más fácil en las grandes ciudades, vendidas a nosotros por una banda de ladrones que se están riendo todo el camino hacia su destino: los bancos.

Aquí están las razones más importantes para convertirse en autosuficiente. Están basadas en asuntos fundamentales, para un cambio de vida, no hacia el vuelo de una noche, sino hacia un vida duradera basada en la independencia personal.

1. Liberarse de la manipulación del mercado. Los vehículos que dirigen las inversiones dirigidas por el mercado son más y más obviamente controladas por traders e instituciones bancarias. La debacle del banco privado de la Reserva Federal es sólo la punta del iceberg de una década completa de esquemas piramidales del tipo Ponzi que nos espera. Ahora, el robo institucionalizado del dinero de las jubilaciones está siendo planificado.

 
2. Protegerse de la inflacción asegurada. ¿has notado los precios de los alimentos últimamente? Incluso Wall Mart está subiendo los precios silenciosamente. La gente puede plantearse si comprar oro o acciones para su protección, pero lo que está claro es que todo el mundo tiene que comer. El aumento actual en los productos básicos presagian una hiperinflacción y esta tendencia no va a relajarse por el momento. La escasez de alimentos podría complicar el problema exponencialmente.
 
3. Aumentar la salud y el bienestar. Ha sido revelado ahora que algunos alimentos “orgánicos” han sido etiquetados falsamente. Sumado a esto, un montón de marcas “libres de Productos genéticamente modificados” han sido expuestas como engañosas. Los alimentos GM no tienen el valor nutricional de los productos que crecen en cualquier huerta casera. La mega corporación de GM (genéticamente modificados), Monsanto, tiene una sórdida historia y ha estado jugando continuamente con nuestra confianza. Es hora de que hagamos el trabajo nosotros mismos.
 
4. Construir la fortaleza de la comunidad. Constantemente escuchamos a la gente decir ”…ni siquiera veo a mis vecinos, y por supuesto no sé nada de ellos…”. Por supuesto que no. Semanas de trabajo de 80 horas y comidas rápidas no sirven exactamente para promover la interacción en la comunidad. Con tan poco tiempo para interactuar con nuestra comunidad inmediata, no sorprende que tanta gente se sienta desconectada. En estos tiempos difíciles, la que mejor puede ofrecernos apoyo es la comunidad local.

5. Trabajar para uno mismo. Las horas de trabajo aumentan, la paga con frecuencia disminuye y los ejecutivos corporativos ganar mayores incentivos que nunca. Esto aumenta el disgusto generalizado ya que la gente se ve forzada a admitir que viven sus vidas como auténticos esclavos. Incluso para aquellos que trabajan para las corporaciones, trabajar para terceros, nunca es tan satisfactorio como crear y trabajar para algo donde cada minuto que pasas es tuyo solo.

6. Tener más tiempo libre. Nos han enseñado a creer que la vida en la granja es muy dura y hay que trabajar de sol a sol hasta que te rindes en la cama al final del día. En realidad, la vida del campo ya no es así. Por supuesto que establecer una granja o una instalación de autoconsumo es a menudo laborioso y agotador, pero hay nuevas tecnologías y herramientas por medio de la permacultura y la aquaponia que ofrecen la posibilidad de un comienzo de bajo coste y mínimo mantenimiento, dado que estas técnicas sirven para crear sistemas simbióticos que se gobiernan por sí solos.

7. Generar alimentos y seguridad energética. El planeta se está quedando sin alimento y energía tradicional. La volatibilidad del clima, las fuerzas de mercado, los alimentos GM, los costes cada vez mayores de cosechas y transportar los alimentos están todos ellos conspirando para crear escasez de alimentos inlcuso en el Primer Mundo. Este tendencia no va a revertirse. Nuestro tipo de vida basado en el petróleo y gas está siendo amenazado por mucha evidencia de que la las líneas de acceso al petróleo podrían ser desconectadas muy pronto. Deberíamos mirar al aire, al sol, la energía geotermal y al poder de las olas como medios para proporcionarnos energía.

8. Adquirir una apreciación mayor de la vida. Cuando uno se acerca a las fuerzas de la naturaleza, hay una apreciación natural de cómo las cosas nacen. Cuando has creado tu propio jardin, seleccionado la mejor cosechas y preparado alimentos para tu familia y comunidad, el significado de aquello en lo que has tomado parte es transformador por completo.

9. Restablecer el equilibrio. Casi todo en nuestra sociedad se encuentra en un pico, o drásticamente fuera de equilibrio. Los sistemas y gobiernos a los que hemos mirado en espera del regreso al equilibrio no son capaces de actuar. Debemos tomar las riendas de las cosas por nosotros mismos para restablecer nuestro propio equilibrio financiero y medioambiental. La mejor forma de hacerlo es reducir nuestro consumo desatado.

10.Convertirse en productor, no en consumidor. Esta es la mejor forma de reducir tu coste de vida y aumentar tu autosuficiencia. En los USA más del 70% de la economía está basada en las cosas que compra la gente. Esto es un claro signo de desequilibrio y, por extensión, no es sostenible. Más allá de esto, también hemos visto a corporaciones reducir costes para vender producción de bajo coste a costa de las espaldas de gente desesperada. La explotación del Tercer Mundo en la ropa, alimentos y entretenimientos para el Primer Mundo es algo de lo que la gente no quiere oir hablar pero es horrendo y ocurre.


Diez formas de llegar a ser auto-suficiente

El colapso de la economía global se ha convertido en una experiencia que ha abierto los ojos a mucha gente. La crisis actual continúa creando más paro al mismo tiempo que el coste de los productos esenciales, como la comida y la energía, continúa encareciéndose.

La inflacción sólo va a seguir aumentando debido a la excesiva impresión de dinero para compensar las burbujas económicas que se han desinflado, y las cuales fueron creadas, en primer lugar, por medio de imprimir demasiado dinero con tasas de interés artificialmente bajas.

Los sustos de los precios en el petróleo del 2008 seguidos por el colapso financiero han llevado a mucha gente a comenzar a tomar medidas para ser más autosuficiente. Y recientemente , los claros signos de escasez de alimentos, el debilitamiento del dólar, y el precio cada vez mayor del petróleo, todo lleva a una atmósfera similar a la del 2008. Algunos han tomado pasos para ahorrar electricidad, reducir gastos y consumo, mientras que otros están plantando jardines e instalando paneles solares en sus casas. Incluso vivir fuera del sistema está empezando a ser un concepto de masas para aquellos que buscan la independencia.

 
De hecho, ser más autosuficiente muestra más sentido común, tanto si se anticipa que la cosa va a empeorar como si no. Seguramente, la mayor parte de nosotros querríamos salir por completo del sistema sin dejar de lado las comodidades del día a día pero esto es algo poco práctico para la mayoría de nosotros. Sin embargo, hay muchos pasos que pueden darse en la dirección de la autosuficiencia que pueden darnos muchas satisfacciones.

Las siguientes son 10 sugerencias que pueden llevarnos a una vida independiente.

1. Reducir la deuda: especialmente la deuda de tarjetas de crédito, dado que el sistema está completamente corrupto. Llama a los bancos que te proporcionan las tarjetas de crédito y pídeles un plan similar al que han recibido ellos del plan de rescate de los bancos. Si no cooperan contigo, hay muchas razones para no pagar en absoluto.

 
2. Reducir tu consumo: evalúa tu presupuesto actual y determina la necesidad real. Analiza tu nivel de comodidad para encontrar áreas en las que puedes suprimir parte de ella; identifica “lujos” que estás preparado para sacrificar.
 
3. Reduce el uso de energía: planifica los días de compra y de transporte con mayor detalle y cuidado
 
4. Almacena energía: Ten siempre almacenado gas propano y una pila de madera para días lluviosos. Invertir en un generador de energía podría ser una buena inversión
 
5. Invierte en almacenar alimentos. Con el dólar en caida y los precios de alimentos en alza, ¿por qué no crear una bolsa de ahorro a base de alimentos? Puedes adquirir algunos buenos libros para aprender a almacenar alimentos y hacer el vacío, aprender a deshidratar…Los alimentos que mejor se almacenan son los granos (arroz, alubias, harina), alimentos enlatados, semillas y algunos artículos de comida preparada
 
6. Produce tu propia comida. Crea un jardin en tu casa, árboles frutales y puedes tener incluso gallinas. Aprende a cazar y a recoger nueces, pescado y frutos silvestres. Almacena semillas para plantar en tu casa.
 
7. Aprende nuevas técnicas: bucea en internet, lee libros y toma cursos prácticos sobre jardinería, cocinar y preparar alimentos en tu casa (pan), carpintería, energía alternativa, salud natural y bienestar,etc.

8. Comienza un negocio mientras haces otras cosas: puedes convertir tu pasión o hobby en un pequeño negocio para obtener algo de dinero extra. Quién sabe, puede que ese sea al final el camino para llegar a la total independencia financiera.

9. Instala energía alternativa: comienza con pequeñas instalaciones como un sistema de agua caliente solar, un refrigerador solar…si tus finanzas son limitadas, puedes poner una calendario con hitos al camino de tu independencia energética.

10. Sugiere soluciones para tu comunidad: comienza o únete a una cooperativa local para alimentos, productos y servicios. Abre discusiones en tu comunidad local para dar pasos hacia la auto-suficiencia. Comparte información y la red de apoyo informativo para tu comunidad.

Estos pasos ahorrarán dinero a medida que nos movemos más cerca del precio último de la independencia. Cada acción que tomamos para vivir más sencillamente nos liberará de los sistemas de control puestos aquí para hacer nuestras vidas más complicadas, más tóxicas y menos independientes.

Traducción: Trinity

Luz para todos…

Pues sí señoras y señores ya es hora de cultivar en nuestra propia casa siempre reciclando vasos de yogurt, botellas vacías y garrafas como macetas y tiestos, personalmernte ya lo estoy montando y tengo plantadas:

Sandías, manzanas, peras, tomates, limones, garbanzos, lentejas, judias, yerbahuerto, cilantro, perejil, calabaza y todo esto ya está floreciendo en mi pequeña terraza aún ando instalando el riego por goteo que es muy fácil y se hace con manguera de aire de peceras que son supereconómicas y llaves de paso de plástico cuestan 1€ 3 llaves.

Espero que el proyecto guste y se sume mucha gente en este verde proyecto, incluso estoy pensando en plantar en la azotea del edificio pero tendré que pedir permisos a la comunidad espero conseguirlo, subiré las fotos de los avances y logros alcanzados.

Fuente: http://stopsecrets.ning.com/profiles/blogs/huerto-de-un-metro-cuadrado

Biblioteca online completa sobre Permacultura, Bioconstrucción, Agricultura Ecológica y Más…

Agricultura Natural – Esta Es Nuestra Ultima Oportunidad -Masanobu Fukuoka

Subido por NatureProductions el 02/10/2007

Video sobre el creador de la agricultura natural, Masanobu Fukuoka.

Nacido el 2/2/1913, agricultor y microbiólogo japonés, autor de los libros Revolución de un rastrojo y La Senda Natural del Cultivo, en los que presenta sus propuestas para una forma de agricultura que es llamada agricultura natural o el método Fukuoka.

Masanobu Fukuoka, born February 2, 1913, author of The One-Straw Revolution, The Road Back to Nature and The Natural Way Of Farming, is one of the pioneers of no-till grain cultivation. His system is referred to as “natural farming”, Fukuoka Farming, or the Fukuoka Method.

Publicado el 27/09/2012 por CentroDespertar

Conferencia presentada por Daniel López de Medrano, Autor del Libro REFLEXIONES 2012.

La vibración que logres subir con cualquier técnica espiritual, la bajarás de nuevo al comer alimentos de baja vibración. Estarás en “Una Montaña Rusa Energética” subiendo y bajando tu vibración.

Este tema no es fácil entenderlo tan sólo leyendo un artículo, hace falta una gran explicación que te lleve a reflexionar y poder cambiar los hábitos alimenticios que nos han impuesto desde hace siglos. Por esa razón te invitamos para que veas la conferencia “La frecuencia de Vibración de los Alimentos”.

Esta conferencia no se grabó nunca en video, sólo teníamos un audio que se grabó con un equipo no profesional. Pero se logró masterizar el audio y se le monto los gráficos de la presentación, logrando un excelente video. (Disculpa las fallas en el audio)

OTROS SITIOS DE INTERES:

http://www.DespertarMP3.com
http://www.Reflexiones2012.com
http://www.Centro-Despertar.com

 

Recetas para desintoxicar: cura con uvas

Existen muchas recetas que pueden ayudar a desintoxicar el organismo. Teniendo en cuenta la lista de alimentos depurativos, es posible realizar un plan de alimentación mediante la combinación entre ellos. Pero, además existen recetas que ya demostraron su poder depurativo. Entre ellas, una de las que se destacan es la cura con uvas.

Una posibilidad depurativa de probada eficacia es la cura con uvas. Lo aconsejable es hacerla primero tres días seguidos y luego solo un día a la semana durante un periodo máximo de tres semanas.

Consiste básicamente en ingerir únicamente la pulpa, la piel y las semillas de las uvas. La cantidad diaria oscilará entre un kilo y doscientos gramos y dos kilos repartidos en pequeñas tomas cada dos o tres horas. Para potenciar el efecto de la cura se aconseja beber mucha agua y caminar no menos de media hora diaria.

La uva neutraliza algunas sustancias cancerigenas a través de su acción antioxidante. Además, por sus azucares simples de fácil asimilación es una excelente fuente de energía. También funciona como diurética, ya que aumenta la producción de orina y la expulsión de toxinas; y es laxante gracias a su alto contenido en fibras.

Es usual, que durante la cura depurativa con uva, la orina se vuelva mas oscura. También pueden aparecer impurezas en la piel, dolores de cabeza, sensación de cansancio y mal aliento, todos ellos signos de que la cura esta funcionando.

Este tratamiento está indicado especialmente para aquellas personas con problemas renales, de hígado, gota, artritis, estreñimiento o trastornos circulatorios. Pero en ningún caso deben hacerlo persona con diabetes, tendencia a la diarrea o, en general, aquellas en las que no este indicadas la realización de ayuno. De todas maneras, resulta imprescindible consultar con un medico antes de llevar a cabo la cura.

El caso de Jessica Cediel,
foto: El Heraldo

Uno de los episodios de negligencia más escandalosos relacionados con la cirugía y medicina estética es la utilización de los biopolimeros como sustancia de relleno. Es fácil encontrar publicidad e información sobre su uso para rellenar arrugas en la cara o dar volumen a los glúteos.

Los biopolimeros son en realidad compuestos a a base de silicona líquida a los que en ocasiones se le añaden otros materiales. Al infiltrarlos bajo la piel, el organismo los encapsula dando origen a granulomas (siliconomas) que se manifiestan como abultamientos o tumores que solo pueden extraerse mediante el bisturí (muchas veces no del todo). Pueden producir una reacción inflamatoria en el cuerpo capaz de durar días, meses o años. Los biopolímeros pueden migrar una vez infiltrados. Muchas veces los problemas con los biopolimeros aparecen años después de su utilización.A veces, la silicona líquida provoca ulceras o fístulas.

Los biopolimeros están prohibidos por la FDA y por las autoridades sanitarias en Europa. Estas sustancias están rodeadas de una publicidad falsa, que aparece sobre todo en páginas de anuncios de compra-venta o en blogs. Esta publicidad afirma que no tienen riesgos ni efectos secundarios porque no son cirugía. Frecuentemente se venden en Hispanoamérica diciendo que son productos y formulas francesas o alemanas; países dónde no pueden utilizarse como sustancias de relleno. Hemos llegado a leer que están hechos de ¡células madre!. Muchos de estos productos no tienen registro sanitario.

Estas sustancias pueden comprarse libremente a través de internet sin ningún tipo de control, algunos distribuidores ofrecen incluso asesoría de cómo utilizarlo. Muchas veces se venden en la misma página que perfumes o cosméticos.

Algunas personas preguntan de forma ingenua:…. ¿si estas sustancias son malas, porqué los médicos las utilizan?. Desgraciadamente ser médico no es sinónimo de tener una buena ética y tan poco es sinónimo de tener siempre la mejor formación. Y muchas veces, las personas que los utilizan no tienen ni siquiera formación sanitaria y se aplican en centros de belleza o en peluquerías; recordemos que cualquiera puede comprarlos. (Espero no estar creando malas ideas). También se ofrecen tratamientos ¡a domicilio! por cosmiatras (esteticistas).

Los biopolimeros no deben utilizarse para rellenar arrugas o dar volumen a los glúteos. ¡ no deben utilizarse nunca!

Algo que me llama la atención es el mal uso de internet que hacen muchas personas. Es fácil encontrar charlas sobre los biopolimeros en los foros de cirugía estética. Sin embargo pocas personas utilizan los buscadores como google para encontrar las complicaciones o efectos secundarios que su uso provoca.

Más información en:

Puedes leer este articulo, que alerta sobre los peligros de algunas sustancias de relleno, como la silicona: Alogenosis iatrogénica.Una nueva enfermedad (en pdf). (la fotografía de
las cara corresponden a este artículo)

Y dos casos clínicos: Reacción a Biopolímeros Siliconas y Hallazgos ecográficos de siliconomas

También te interesa: Transexuales e inyecciones de silicona.

Muere mujer por procedimiento estetico en clínica sin licencia

Para verlos uno detrás de otro tienes que hacer click en la parte inferior derecha de la imagen.
En el estupendo reportaje tienen cabida todos los actores de esta historía y muchas prestigiosas voces y queda patente como se están vendiendo e infiltrando biopolimeros como si fuera ácido hialurónico. Recordemos que los biopolimeros son sustancias no reabsorvibles que pueden crear graves complicaciones, y el ácido hialurónico es una sutancia reabsorvible, ¿pero muy cara.!

Y lo más preocupante; o alguien engaña a los médicos que infiltran este supuesto ácido hialurónico y ellos creen que está poniendo el ácido hialurónico, o los médicos que lo ponen saben en realidad que están engañando a sus clientes y les ponen biopolimeros en vez del ácido hialurónico. ¿Quién engaña a quién?

Quizás también le interese:

Intente no pensar en un oso blanco. Inténtelo con ganas: no piense en un oso blanco. ¿A que no puede evitarlo? Este es el experimento al que sometió a sus alumnos Daniel Wegner, un profesor de psicología de Harvard. Después les pidió que hablaran durante cinco minutos sobre cualquier cosa que se les ocurriera. “Mencionaron un oso blanco enseguida”, comenta Wegner. “Si después les pedía que pensaran en cualquier cosa, mencionaban más veces a un oso blanco que a los que les dije que pensaran en él”. Un experimento tan sencillo como éste nos revela lo difícil que resulta cumplir con lo que consciente y libremente hemos escogido.

El libre albedrío, que viene a ser la relación entre nuestros pensamientos y nuestras acciones, es una posesión muy querida. E, irónicamente, es lo primero que intentamos sacudirnos de encima para exculparnos de ciertos actos, por supuesto negativos. También resulta curioso cómo ponemos el grito en el cielo por cualquier alusión a un determinismo biológico –no nos gusta que nos digan que parte de lo que somos se encuentre en los genes- pero aceptamos con agrado el determinismo ambiental que pulula por telediarios, consultas de psicoterapeutas y juzgados. Lo usamos como excusa de todo: nuestras malas acciones son causa de los malos tratos en la infancia, de la pornografía, del alcohol, las drogas, las letras de ciertas canciones…

La revista New Yorker publicaba hace unos años una viñeta donde una mujer decía ante un tribunal: “Es verdad, mi marido me pegaba por la infancia que tuvo; pero yo le maté por la que tuve yo”. En los juicios, los famosos atenuantes que alega la defensa son legión. En 2007 el abogado de Ricardo, un hombre que disparó dos cargadores sobre un conductor por atropellar levemente a su hija, adujo que padecía una “patología psicológica grave” desde pequeño, derivada de que presenció el atropello mortal de un hermano suyo. Este hecho, señalaba el abogado, había marcado su vida “y pudo influir en su actitud cuando vio a su hija tendida en el suelo”. ¿Dónde queda aquí el libre albedrío?

El experimento del oso blanco de Wegner –que se ha repetido hasta con animales imposibles como un conejo verde- se engloba en lo que se conoce como supresión del pensamiento, dejar de tener en la mente ciertas ideas. Como técnica de control mental, puede crear obsesiones. Dicho de otro modo: si nos pasamos el día apartando de nuestra mente la idea de comida porque estamos a dieta, no dejaremos de pensar en ella. Es mucho peor que tenerla todo el día en la cabeza: “Puedes llegar a cansarte si piensas siempre en algo. Intentar no hacerlo es lo que lo mantiene en nuestra cabeza”, sentencia este físico metido a psicólogo que colecciona gafas con narices y mostacho de Groucho Marx. Nuestra libertad de acción con lo que sucede dentro de nuestro cerebro no es tan amplia como creemos. Y al parecer, tampoco la tenemos fuera.

En 1983 Benjamin Libet y sus colegas de la Universidad de California en San Francisco realizaron un peculiar ensayo. Los participantes debían observar un reloj cuya manecilla daba una vuelta completa cada 2,56 segundos. Mientras estaban atentos a la manecilla, eran libres de flexionar la muñeca en el momento que quisieran. Lo único que debían hacer era tomar nota mentalmente de la posición de la manecilla cuando decidían mover la mano. En otra variante del experimento, los sujetos debían estimar en qué momento habían movido realmente la mano. Por su parte, Libet medía con electrodos la actividad eléctrica en las áreas motoras del cerebro –lo que se llama el potencial de alerta- y en los músculos implicados en el movimiento de la muñeca. Dicho de otro modo: podía determinar cuándo el cerebro mandaba la señal a los músculos para actuar y cuándo éstos se ponían en marcha.

Libet encontró que, como era de esperar, el deseo de mover la mano aparecía antes de que el sujeto tuviera conciencia subjetiva de que había realizado el movimiento. Sin embargo, la sorpresa surgió cuando descubrió que la preparación nerviosa real para el movimiento, el potencial de alerta, aparecía entre 0,3 y 0,5 segundos antes de que el sujeto decidiera conscientemente que quería mover la mano. Según los psicólogos S. S. Obhi, de la Universidad de Ontario Occidental, y P. Haggard, del Colegio Universitario de Londres, especialistas en acción y percepción humanas, “el sentimiento de intención puede ser efecto de la actividad de preparación motora del cerebro y no una de sus causas”.

El experimento de Libet fue el primer impacto en la línea de flotación del libre albedrío. Los realizados desde entonces demuestran que el cerebro va por delante de nuestra intención consciente a la hora de realizar un movimiento; sale con ventaja antes de sentir que hemos decidido hacer algo. Aún más, los experimentos de Libet muestran que creer que estamos empezando a mover la mano empieza 86 milisegundos antes de que realmente suceda. Para este psicólogo el cerebro responde a los estímulos exteriores y la consciencia es la forma que tiene de racionalizar las acciones que ya ha decidido realizar. Esto no quiere decir que no ejerzamos ningún control sobre ellas: podemos modificar las que están en marcha. Así, Libet sustituye el libre albedrío por la libre censura: el cerebro propone y la mente dispone.

El problema no puede ser más interesante: Si no estamos al tanto de lo que hacemos cuando lo estamos haciendo ¿qué percibimos? Es más, ¿cómo surge la idea de que controlamos nuestras acciones? Para estudiarlo Wegner diseñó, junto a Emily Pronin de Princeton, un experimento vudú. Un voluntario realizaba la clásica maniobra de pinchar con agujas un muñeco mientras su ayudante, otro voluntario que secretamente estaba conchabado con los investigadores, o bien mostraba desagrado o apoyaba efusivamente la acción.

Como en todo vudú que se precie, al cabo de un rato la víctima empezaba a decir que sufría dolor de cabeza. A partir de este momento, en el caso en que el ayudante se mostraba en desacuerdo, el hechicero tendía a responsabilizarse del dolor de cabeza. Es un claro ejemplo de pensamiento mágico y supersticioso, como creer que por usar cierto bolígrafo se aprueba un examen. Estamos ante lo que se llama una ilusión de control. ¿Pasa lo mismo con el libre albedrío? Para Wegner la situación es clara. Percibimos dos situaciones, el pensamiento y la acción, y nuestro cerebro une los puntos independientemente de que exista una relación causa-efecto. El cerebro la asume y punto.

Otro descubrimiento llamativo es que nuestro cerebro percibe más próximos en el tiempo de lo que en realidad están el acto de volición consciente y la acción. Esto lo probó Patrick Haggard con un peculiar experimento. El voluntario debía pulsar con la mano izquierda un botón. Al hacerlo se disparaba una estimulación magnética transcraneana que le producía un tic en el índice de la mano derecha. Mirando un reloj el voluntario debía fijarse cuándo pulsaba el botón y cuándo sentía el tic. En otra tanda de experimentos la estimulación magnética la provocaba una palanca accionada por un motor que obligaba al voluntario a pulsar el botón de manera involuntaria.

Pues bien, el intervalo de tiempo transcurrido entre pulsar el botón y aparecer el tic era percibido de forma distinta en el caso de que la pulsación fuera voluntaria o involuntaria. Si creemos que hemos decidido nosotros, la causa y el efecto son percibidos como temporalmente más cercanos. ¿Será que el cerebro crea una intensa sensación de asociación temporal entre nuestros deseos y las acciones subsiguientes? ¿Querrá así afianzar la idea de nuestra responsabilidad consciente en esa acción?

Para Wegner el sentimiento del libre albedrío requiere, primero, ser consciente de que las intenciones preceden a las acciones; segundo, que las intenciones han de ser consistentes con las acciones y, tercero, no ha de haber otra causa perceptible de la acción. Para comprobar que estos tres requisitos bastan para provocar la ilusión de control en las personas Wegner diseño otro experimento peculiar. Dos sujetos debían desplazar el cursor sobre la imagen de uno de los objetos presentados en la pantalla del ordenador al oír el nombre correspondiente. Pero lo que uno de ellos no sabía es que era el otro quien movía su cursor. Pues bien, si la palabra relevante, por ejemplo pan, la escuchaba entre 1 y 5 segundos antes de moverse el cursor hacia la imagen, creía que él lo había movido. Pero si se la escuchaba 30 segundos antes o un segundo después, no existía esa falsa sensación de control. La moraleja es que el cerebro decide que es el causante de lo sucedido después de realizar una acción. No obstante, otros trabajos indican que para que surja esa sensación de control tanto las acciones como sus efectos deben coincidir con las intenciones del sujeto. Si no es así, la ilusión de control desaparece.

Todos estos resultados hacen pensar a muchos científicos que el libre albedrío no es más que un espejismo creado por el cerebro. Mark Hallett, del National Institute of Neurological Disorders and Stroke, dice: “El libre albedrío existe, pero es una percepción, no una fuerza rectora. La gente experimenta el libre albedrío. Creen que son libres. Pero cuanto más escudriñas, más te da cuenta de que no lo tenemos”. A los investigadores como Wegner no les interesa decidir si existe o no, sino por qué creemos que lo tenemos. Sus experimentos le indican que nuestro cerebro está programado para creer que si pensamos en algo, ese algo va a suceder; nos hace creer que controlamos nuestras acciones.

Para ilustrar este punto veamos qué sucedió cuando Wegner llevó al laboratorio un número clásico de los cómicos. Una persona, delante de un espejo, viste un traje, pero son los brazos de otra persona situada detrás los que pasan por las mangas. Lo curioso es que si lleva puestos unos cascos que le predicen un momento antes cómo se van a mover los brazos, aparece en el sujeto una sensación de control sobre ellos. El cerebro, automáticamente, asumía que controlaba esos brazos.

¿A qué conclusión nos llevan todos estos trabajos? Suponiendo que existiera el libre albedrío, no hay manera de distinguir cuándo nuestras acciones responden a nuestros deseos (por ejemplo, estirar la mano para coger una galleta) de aquellas en las que se trata de una ilusión. Si nuestro cerebro es incapaz de diferenciar ambas, ¿Cómo podemos estar seguros de que existe el libre albedrío? ¿Es siempre esta sensación de control una quimera? No lo sabemos. Wegner compara la elección consciente con un mago realizando su espectáculo. Aparentemente, los efectos que realiza el ilusionista son causados por el movimiento que percibimos de sus manos, pero no es así. Ahí algo más que no vemos y es la verdadera causa. Del mismo modo, la simple decisión consciente de hacer algo no tiene por qué ser la causa de que lo hagamos.

Tanto si es una ilusión como si no, la noción de libre albedrío es útil y adaptativa, esto es, da ventaja evolutiva. Lo necesitamos para vivir; el mundo no tendría sentido para nosotros si creyésemos que los comportamientos de los demás no estuviesen causados por ellos mismos. Diversos investigadores, como Elizabeth Spelke de Harvard, en experimentos con bebés con tan solo unos pocos meses, han demostrado que poseen diversas habilidades mentales, como estimar si hay muchos o pocos objetos en una imagen, o que tienen (o creen tener) algo parecido a una noción de libre albedrío.

Sin embargo no todo está perdido. En 2007 Bjorn Brembs, de la Universidad Libre de Berlín parece haber encontrado la tabla de salvación en una de las mejores amigas de los biólogos, la mosca de la fruta. Los animales, y particularmente los insectos, suelen compararse con robots que solo responden a estímulos externos. ¿Qué pasaría si no los tuvieran? Para explorarlo Brembs colocó la mosca en una habitación blanca, sin ningún tipo de pista visual.

En lugar de volar siguiendo un patrón totalmente aleatorio, como el ruido blanco de una radio no sintonizada, “el análisis de los datos descubrió una variabilidad en las elecciones de la mosca que revelaba una firme componente no-lineal, propia de los procesos biológicos”: el cerebro de la mosca iba generando espontáneamente un plan de vuelo predeterminado. “La decisión de torcer a la izquierda o la derecha de la mosca, que cambiaba todo el tiempo, provenía del cerebro”, dice. ¿Ha encontrado una base biológica para el libre albedrío? Brembs lo cree así. Para él es una función básica del cerebro. “No hemos demostrado que exista el libre albedrío, sino que puede existir”, sentencia George Sugihara, el matemático del The Scripps Institution of Oceanography de la Universidad de California en San Diego que analizó los datos. “Hemos eliminado las dos propuestas clásicas contra el libre albedrío: la aleatoriedad y el determinismo puro”. Esto no implica, por supuesto, que la simpática mosca tenga conciencia.

Otro golpe al anti-libre albedrío ha venido de la Facultad de Psicología de la Universidad de Queensland, Australia. Allí los trabajos desarrollados en 2007 por Derek Arnold sobre cómo enfermedades como el autismo, la esquizofrenia o la dislexia modifican la percepción del tiempo, ponen en duda una cuestión que subyace a los experimentos de Libet y compañía: la percepción subjetiva del paso del tiempo. Arnold ha descubierto que detectamos los grandes cambios más rápidamente que los pequeños. No sólo eso, también nos parece que tienen lugar antes que los cambios pequeños. “La magnitud del cambio tiene un mayor impacto en la percepción del tiempo transcurrido en una secuencia de hechos (timing) que en la capacidad para detectar ese cambio”, comenta Arnold. Dicho de otro modo, somos conscientes de que algo ha cambiado (por ejemplo, si hemos tenido un tic) cuando estamos seguros de ello, no cuando lo detectamos por primera vez.

¿Qué implica este descubrimiento sobre el libre albedrío? Los experimentos de Libet parten de una suposición básica: tenemos un acertado sentido del timing. Pero los experimentos de Arnold sugieren todo lo contrario. “Somos conservadores; nuestra valoración del timing refleja cuándo estamos seguros de la detección, no de cuándo lo detectamos por primera vez”. El retraso encontrado por Libet puede estar relacionado con este hecho: no nos fijamos en la hora del reloj cuando decidimos por primera vez mover la mano, sino cuando estamos convencidos de que lo hemos decidido. “Somos responsables de nuestras decisiones –dice Arnold-. Simplemente no estamos muy seguros de cuándo las hemos tomado”.

En dos experimentos recientes, los psicólogos Kathleen Vohs de la Universidad de Minnesota y Jonathan Schooler de la Universidad de Columbia Británica han puesto a prueba el efecto que tiene creer en el libro albedrío sobre nuestro comportamiento ético. Para ello, propusieron a varios estudiantes realizar un examen de matemáticas ante un ordenador, pero se les advertía que el programa no funcionaba del todo bien porque a veces las respuestas aparecían en la pantalla. Para evitar verlas debían presionar la barra de espaciado tan pronto como asomaran. En definitiva, se apelaba a la honradez de los estudiantes. Previo al examen se les habían dividido en dos grupos. A uno se les había entregado un texto donde se afirmaba que estaba científicamente demostrado que el libre albedrío era una ilusión, un efecto espurio de la química cerebral. A la otra mitad no se les dijo nada. ¿Qué grupo copió más en el examen? El primero. En un segundo ensayo los psicólogos dieron a sus estudiantes un test cognitivo muy difícil. Debían resolverlo sin ayuda y al final les cantaban las respuestas para que se autocorrigieran. Por cada acierto podían levantarse y coger un dólar de un sobre situado en el otro extremo de la habitación. Aquellos que creían en el libre albedrío fueron más reticentes a autorregalarse el dólar.

Ahora bien, para estos investigadores sus resultados no son generalizables ni explican nuestras formas de conducta éticas, mucho más importantes que el mero hecho de copiar en un examen. Sin embargo, muchos creen que si no existe el libre albedrío nos dedicaríamos a hacer lo que quisiéramos por obra y gracia del mantra “qué importa”. No tiene por qué ser así, del mismo modo que no creer en un ser superior deviene en una falta de moral absoluta. ¿No es más probable que dudar de la existencia del libre albedrío nos sirva para proporcionar una excusa ante los demás por haber hecho lo que nos dio la gana? Dice un viejo aforismo que el carácter es hacer aquello que debes hacer aún sabiendo que puedes hacer cualquier otra cosa. El problema fundamental se encuentra, como apunta el psicólogo Steven Pinker, en que acabamos confundiendo explicación conexculpación. ¿Saben que es lo más curioso? Sea el libre albedrío una ilusión o no lo sea, todo seguiría como hasta ahora.

(Publicado en Muy Interesante)

 

por Elizabeth Renter3 Octubre de 2012
del Sitio Web NaturalSociety 
Aunque el término “súper alimento” sólo ha estado en circulación en los últimos años, la idea de alimentos súper- nutritivos y dadores de vida han existido desde el principio de los tiempos.
Como cuestión de hecho, es probable que el hombre antiguo tuviera una idea mucho mejor de lo que son los verdaderos súper alimentos de la que reunimos hoy en día al caminar por los pasillos de latas y cajas, en busca de aquellas cosas que están en sus formas más naturales.
Sin embargo, hoy en día cualquiera puede compilar una lista de fuertes súper-alimentos para la lista de compras del día siguiente.

 

Antiguos Súper-alimentos para su lista de superalimentos
Hay alimentos que han existido por siglos, incluso milenios. Y muchos de estos alimentos son tan buenos ahora como lo eran entonces. Así que, ¿cuáles  alimentos deben estar en su lista de superalimentos?
Estos son algunos de los superalimentos intemporales que usted debería incluir en su dieta hoy:
  • Quinoa
    Usted probablemente ha oído hablar de él, ya que ha experimentado un resurgimiento creciente en los últimos años. Sin embargo, la quinua ha estado aquí durante mucho tiempo.
    Los incas de América del Sur se refieren a este alimento como chisaya mama, o la madre de todos los granos. Es rico en proteínas, calcio y hierro, y es muy versátil.
    Cocine con hierbas y verduras en cubitos o forme hamburguesas vegetarianas con leguminosas y condimentos. Debido a su alto contenido en proteínas, es ideal para ayudar a formar una dieta vegetariana rica en proteínas, y se puede utilizar con los remedios naturales para la pérdida de cabello y adelgazamiento del cabello.
  • Espirulina
    La espirulina es un alga que es rica en proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes. Se dice que es una de las formas de vida más antiguas del planeta y comía ya en el siglo 9 en el Imperio Kanem de Chad.
    Es bueno para los ojos, la piel, las alergias y la estabilización de azúcar en la sangre.
  • Sacha Inchi
    Esta comida es un poco más oscura, pero se ha consumido en la selva amazónica durante siglos.
    Es considerado como un súper alimento de los antiguos incas y se dice que contienen concentrados de grasas omega-3. También es rico en yodo y vitaminas A y E.
  • Maca
    Otro antiguo súper-alimento inca, Maca se puede encontrar en las montañas de Perú.
    Se dice que es una excelente fuente de energía toda-natural y también contiene numerosos esteroles vegetales, hierro, magnesio, calcio, potasio y yodo.
Y no nos olvidemos de otros increíbles súper-alimentos como,
  • cúrcuma
  • jengibre
  • ajo,
…y mucho más.
Estos son los alimentos que combaten el cáncer y protegen contra un sinnúmero de enfermedades.
Cómo se pueden preparar estos alimentos? Mientras que la quinua es fácil de encontrar y muy fácil de cocinar, los otros pueden ser más que un desafío. Tanto la espirulina como los  suplementos de maca se pueden encontrar en la mayoría de tiendas de alimentos naturales.
Sacha Inchi se puede encontrar en forma de aceite y se puede utilizar de igual modo que el aceite de oliva en las ensaladas.
Los antiguos sabían una cosa o dos acerca de la vida natural, y sus alimentos eran los súper-alimentos originales que deben ser agregados a su lista de alimentos súper modernos.
Fuentes Adicionales

http://www.bibliotecapleyades.net