” Las Tormentas Solares y el incremento en el nivel de consciencia “

Es evidente que ya no se trata de temas reservados para amantes de la nueva era y pensamientos utópicos. Lo que la ciencia y la realidad nos explica es que estamos atravesando grandes cambios magnéticos y todo esto coincide con las visión proféticas de los Mayas, Hopis, Egipcios y muchas otras antiguas civilizaciones. Empieza a ser relevante para todos que dicen no creer. Incluyendo a la comunidad científica ortodoxa que cree tener la exclusiva sobre cada verdad y el control sobre todo.


El científico austriaco Dieter Broers tiene más de 30 años investigando los efectos de los campos electromagnéticos en los seres humanos, y es uno de los pocos que ha tocado el tema del 2012 con una visión realista, científica, y con una buena dosis de esperanza.
Broers encontró que las perturbaciones significativas en los campos electromagnéticos que rodean a los seres humanos pueden crear estados mentales similiares a los provocados por las drogas alucinógenas o experiencias misticas.
La alteración de nuestros campos electromagnéticos producida por los…
“destellos solares” o “tormentas solares” que se preveen para el 2012, afectaría nuestra conciencia y percepción de la realidad. Podriamos experimentar, en días de alta actividad solar, alucinaciones y estados mentales extremamente desconcertantes o placenteros.
Para Broers, lo importante de estos estados mentales, que podríamos llamar alterados, es que nos permitirían entender la crisis global que vive el planeta como el síntoma de una enfermedad que puede ser curada.
Imaginate esto. Sales a la calle a buscar trabajo y te detienes frente a un puesto de periódicos. Súbitamente, las fotos cobran vida y te empiezan a hablar. Primero te asustas y piensas que estas loco, pero luego lo aceptas y estableces un dialogo. La conversación te lleva por senderos insospechados y puntos de vista que nunca antes habías tenido. De pronto, te das cuenta que la humanidad está mal, que está enferma, y entiendes por qué y como se puede solucionar.
Gracias a las reflexiones colectivas que tendría la humanidad en este estado, producto de la perturbación de nuestros campos electromagnéticos provocada por las tormentas solares, llegaríamos a encontrar la cura a la crisis global que enfrenta nuestra sociedad.
En su libro “Revolución 2012” Dieter Broers nos advierte sobre las tormentas solares: “Los eventos que el Cosmos guarda para nosotros en el 2012 podrían compararse a recibir un vaso de jugo donde alguien ha echado un poco de LSD o acido lisérgico sin que lo sepamos.”

La humanidad debe convertirse a sí misma en verdaderos Hu-manos (hombres/mujeres-dioses). El progreso evolutivo natural, a pesar de todos los intentos por evitarlo, ha hecho que esta potencialidad para el cambio ahora esté disponible.
Se espera que la humanidad aproveche totalmente esta relevante oportunidad.
Pero que un científico de la talla del alemán Dieter Broers, después de treinta años de estudios neurológicos observando las respuestas del cerebro humano a los campos eléctricos y magnéticos, concluya lo que está diciendo, cuanto menos es para reflexionar y tomar más en serio, las posibilidades de que nuestros instructores, conocedores de la dinámica interna solar (lo cual he demostrado con el Códice Dresden) y de la ruta sideral de nuestro sistema solar respecto por ejemplo del Ecuador Galáctico, nos hayan advertido sobre que nuestra  Línea de Tiempo tendría un cruce de trascendental importancia que nos pondría en línea con el plano ecuatorial de la galaxia y por tanto, en alineación con su Núcleo, por ende con los sospechosos Rayos Gamma; al tiempo en que nuestro tzol tutelar más próximo, culminase uno de sus ciclos elípticos respecto de otro Tzol (de 26.000 tun), lo cual implica mengua del magnetismo intrínseco de la tierra y apertura ante el campo magnético del tzol (lo cual ocurrió en 2.007 con la llamada Reconexión Magnética), en especial en un momento crucial en el cual, la frecuencia de resonancia del planeta (la llamada Frecuencia Schumann) se ha sobre-excitado como respuesta a las mayores emanaciones de plasma solar en la forma de Explosiones Solares, generando las llamadas tormentas geomagnéticas crecientes, como las registradas en los últimos 104 años especialmente.
Ya tenemos constatado que de la misma manera como los ordenadores guardan memoria a partir de sus componentes magnéticos, memoria que se sostiene mientras exista un campo eléctrico permanente que le sustente, de esta misma manera, nuestra memoria evolutiva y los archivos de programa desde el origen, se rigen por las mismas leyes; y si la Galaxia y el Tzol lo ordenan ahora, los seres humanos resultaremos activados hacia otros niveles de operatividad, muy superiores a los pasados y presentes, rescindiendo los contratos de saboteo con que muy probablemente fuimos interferidos (como está relatado en El Génesis de la Biblia católica en suplantación de La Creación y en las tablillas sumerias según las cuales los ejecutores de tal hibridación fueron extraterrestres adorados como dioses), tras manipularnos y dejarnos sin recibir activaciones de programas, en sub-ciclos intermedios, como lo expresan los instructores maya, cuando enseñan que cada 5.125 años teníamos estos encuentros con la energía galáctica.
Pero que al haber sido cercenados a nivel de hélices del código genético, podríamos haber permanecido sin la recepción de tales actualizaciones; pero una vez nuestro sistema solar en su conjunto se alinea con el Núcleo Galáctico, ya no se opera una simple actualización del software, sino que ocurre un obligado reformateo de todo el sistema operativo, con lo cual, los formatos artificiales y las manipulaciones por fuera de la Ley quedarían obsoletos, con el consecuente des-implante de tales intrusiones.
De verdad y lo digo con alegría, esta es una de las noticias más importantes en décadas, procedente de un campo de la ciencia, pero que afortunadamente la experimentación ha sido realizada por un ser que antepone la ética ante otros intereses, lo cual queda sobrentendido al final de su escrito, cuando de manera clara dice:
“….esperamos que las tormentas solares de los próximos meses y años amplíen nuestra conciencia y, de una vez por todas, nos propulsen a un periodo de evolución en un campo diferente al tecnológico. Uno mucho más necesario en estos tiempos, el espiritual… y no me refiero a la religión.”
Las tormentas solares del 2012 tienen un lado positivo, y de alguna manera, esperanzador.
El científico alemán Dieter Broers sostiene que las alteraciones en el campo magnético de la Tierra, provocadas por las tormentas solares, alterarán nuestra percepción del tiempo y de la realidad y, dependiendo de nuestra preparación, producirán en nosotros experiencias de tipo místico, cambios de conciencia, alucinaciones y quizás, poderes mentales.
¿En qué basa Dieter Broers sus teorías sobre las tormentas solares?

Algunos experimentos realizados por Broers lo llevaron a descubrir que el estado de conciencia de una persona puede ser alterado exponiendo el cerebro a campos electromagnéticos de cierta intensidad. De acuerdo con sus investigaciones, un campo magnético normal nos permite mantener un estado de conciencia normal y una percepción del tiempo normal. Por otro lado, un campo magnético severamente anormal o la ausencia del mismo, provoca estados mentales alterados y una distorsión en nuestra percepción del tiempo.
Para Broers, quien tiene treinta años investigando este campo de la ciencia,  el efecto de las perturbaciones geomagnéticas creadas por las tormentas solares es similar a los efectos de las drogas alucinógenas. Cuando somos expuestos a este tipo de campos magnéticos, nuestro cerebro produce una serie de sustancias que son las que generan esas alucinaciones o distorsiones de la realidad y el tiempo.
“Los estados mentados alterados son provocados por procesos neuroquímicos y por la producción de sustancias psicoactivas o alucinógenas. Bajo ciertas condiciones, el cerebro es capaz de producir lo que podríamos llamar sustancias ilegales”
Las tormentas solares de los próximos años podrían hacer que nuestros cerebros generen sustancias capaces de producirnos fuertes alucinaciones.
Estas alucinaciones serán totalmente reales para la persona que las experimente y afectarán nuestros sentidos de diferentes formas:
el tiempo parecerá moverse más lentamente, veremos presencias extrañas, escucharemos voces…percibiremos fuerzas invisibles y sentiremos una poderosa unión con el universo que nos rodea.
El factor determinante para tener una experiencia negativa o positiva será el miedo.

Mientras que una persona podría escapar aterrorizada ante una presencia extraña, otra podría darse cuenta que esa presencia es parte de su conciencia, y otra podría entablar un dialogo con la misteriosa presencia sobre los orígenes de la vida. Por esto, Broers aconseja que preparemos nuestras mentes meditando.
“Inclusive si usted tiene dudas sobre que tipo de “iluminación” podría experimentar, debería, no obstante, empezar a meditar tan pronto como pueda para que pueda experimentar estos estados alterados de conciencia en un estado receptivo”
Si estamos predispuestos no habrá miedo, y si nos encontramos en un estado receptivo podremos aprovechar la experiencia.
Dependerá de nosotros que esas alucinaciones se conviertan en momentos de “iluminación espiritual”.
¿Poderes mentales? ¿telepatía? ¿propiedades cuánticas?, ¿realidades paralelas? ¿otras dimensiones?…
Dieter Broers sostiene que las alteraciones en el campo magnético de la Tierra   producirán no sólo un cambio de conciencia sino que nos ayudará a utilizar el verdadero potencial del cerebro humano.
“En vista del hecho que los campos electromagnéticos pueden ayudar a un paciente a identificar la causa de una enfermedad, es muy posible que las fuerzas electromagnéticas del cosmos puedan hacer que la raza humana se de cuenta de la enfermedad que ataca a nuestro planeta. Las condiciones para una expansión de conciencia están dadas.”
Fuentes: ( Compilado Anónimo Donoso )