Dr. Victor Maceda

El vegetarianismo tiene antecedentes históricos y culturales que permiten tener un fundamento documentado de su aplicación, tanto alimentaria como curativa; este pequeño artículo da un vistazo a la posibilidad de los alimentos como terapia.

Un gran testimonio histórico es Curaçao, una preciosa isla del Caribe muy conocida por el turismo. Lo que quizás desconozcan algunos es que el significado de su nombre es “curación”, y que en esa isla unos pocos marineros portugueses que acompañaban a Colón en uno de sus celebres viajes, fueron protagonistas de uno de los más hermosos milagros de la medicina natural, que no es otra cosa que una alimentación adecuada.

El escorbuto es una enfermedad caracterizada por frecuentes hemorragias y repugnantes ulceraciones de las encías. En tiempos de guerra, y de modo particular en las grandes travesías de las aventuras descubridoras de portugueses y españoles, la enfermedad hacía fatídicamente su aparición. Los marineros temían más al escorbuto que a la tempestad.

El grupo que acompañaba a Colón en uno de sus viajes al Nuevo Mundo fue atacado por el mal. Algunos marineros conscientes del trágico fin que les aguardaba, solicitaron del almirante ser abandonados en una isla desierta que se encontraba al alcance de la vista. Preferían morir plácidamente en tierra a ser devorados por los peces del mar. Colón accedió a sus ruegos, y los enfermos fueron abandonados a su suerte. Mientras esperaban su muerte se dedicaron a comer hojas, frutos, y brotes salvajes.

Meses más tarde, el navío regresaba por la misma ruta. La sorpresa de los marineros fue indescriptible cuando observaron que desde la antigua isla desierta unos hombres les hacían señas. Enviaron un bote y pudieron comprobar que se trataba de aquel grupo de condenados fétidos que ahora les abrazaban sanos y contentos. Una alimentación adecuada, consistente en suficientes elementos vitamínicos, había hecho el milagro.
El testimonio y ejemplo que puede dar mi persona que por más de 22 años no prueba leche por intolerancia a la lactosa, ni huevos, ni mantequilla ni carne de cuadrúpedos ni de otros animales, es quizás otro milagro, o también, el ejercer el don de discernir qué es realmente beneficioso.

Restableció mi salud, la energía y la libertad. De esta manera puedo decir que más que un profesional teórico, soy eminentemente práctico y estudioso de la trofología (trophos: alimento,logo: estudio).

A continuación, una tabla de alimentos usuales y su función curativa.

Tabla Trofológica y Trofoterapeútica
Nombre Acción curativa
   
 Apio Estimulante hepatobiliar. Afrodisiaco natural.
 Acelga Por excelencia digestiva y desinflamante, hepatobiliar, combate la ictericia.
 Achicoria Antiflatulento, antiinflamatorio ocular, actúa en trastornos hepáticos y renales.
 Ajo Antibacteriano, hipotensor, regulador de la sangre y la presión arterial.
 Albahaca Actúa en anginas, aftas, afecciones renales y uterinas, aumenta la producción de leche en gestantes, digestiva, suaviza los procesos de tos.
 Alfalfa Contiene gran cantidad de Vitamina A, actúa en afecciones dérmicas, hepáticas, renales, llagas, nerviosismo, parasitosis, raquitismo, trastornos metabólicos y sanguíneos (antianémica).
Almendro Antianémica, antiasmática, antibronquítica. Actúa en las patologías de estreñimiento, neuralgias, reumatismo y tuberculosis.
 Berros Excelente pectoral, antituberculoso, diurético, nutritivo.
 Brócoli Estimulante neuro-cerebral, neurotónico, mineralizante de los procesos digestivos, Desintoxicante y antioxidante.
 Ciruela Hojas: vermífugas (antiparasitaria), diuréticas, laxantes, febrífugas (calma las fiebres). Descongestionante de las hemorroides, congestiones biliosas, actúa contra el estreñimiento crónico.
 Chirimoya Antianémica, aporta calcio, recupera el metabolismo en convalecientes, ayuda a curar gastritis y enteritis.
 Frutilla Es uno de los mejores antioxidantes, energético, laxante leve, diurético y depurativo. Actúa en gingivitis (encías inflamadas) y catarro crónico.
 Habas Astringente (contrae los tejidos orgánicos), desinflamante (contra el mal de la diverticulosis y otros males intestinales).
 Higos Depurativo, digestivo, energético, sus hojas actúan en problemas odontálgicos.
 Hojas de Nabo Emoliente, combate las hemorragias (hemorragia uterina).
 Hojas de Rábano Estimulante bronquial, expectorante, (previene la tos).
 Hojas de Yuca Excelente mineralizante (aporta minerales y permite asimilar fácilmente estos), combate por excelencia la desnutrición.
 Huacataya Considerado como carminativo (favorece la expulsión de gases) de segundo orden, estimulante neural y neuromuscular, recomendable en patologías articulares.
 Lechuga Digestiva, estimulante neural, desintoxicante.
 Lentejas Astringente, reconstituyente celular y estimulante fitohormonal.
 Muña(K´hoa) Desintoxicante, carminativo, estomacal, de carácter cálido, recomendable en patologías articulares
 Oré gano Carminativo, antigástralgico, desintoxicante, aromático por excelencia, emenagogo, (controversia de su acción abortiva).
 Perejil Emenagogo (estimula la normalidad de los ciclos menstruales) normalizador hormonal, antiflatulento (evita gases), carminativo, antigastrálgico, ayuda a la expulsión de alimentos de mala combinación, por sus altas dosis de vitamina C, actúa como antibiótico.
 Porotos Tonificante, generador de tejidos(proporciona proteínas).
 Quirquiña Recomendable para los que tienen excelente digestión, como aromático, antianémico.
 Repollo No recomendable en caso de debilidad del tracto gastrointestinal (produce meteorismo intestinal), en caso de dispepsias, estreñimiento y demás patologías del intestino se considera excelente hemostático (detiene las hemorragias), desinflamante y emoliente (ablanda las durezas o tumores).
 Soya Reconstituyente biológico, regulador endocrino.
 Tarhui (Poroto) Controlador endocrino: tiroides, prostatitis, hipófisis, (proporciona proteínas).
 Vainas(Chaucha) Desintoxicante digestivo.
 Verdolaga Contra el estreñimiento, desinflamante, antianémica.

© 2003, La Paz – Bolivia. Actualizado a mayo de 2009 por Ediciones VegÁnima