Archive for enero, 2012


ALERTA MÉDICA: Mucho CUIDADO con el APOFISIS ESTILOIDES: Es ALGO que TODOS HACEMOS y ES muy PELIGROSO.
ALERTA MÉDICA: “NÓ SOSTENGA el TELÉFONO con LA CABEZA y EL HOMBRO”


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© Desconocido                                        © Desconocido
Estiloides: Es una apófisis de la cabeza humana, que parte de la superficie interior del hueso temporal en forma de colmillo, ubicada debajo de la oreja. Sirve de anclaje para los músculos que mueven la lengua y la laringe.
(Apófisis: parte saliente de un hueso para procesos articulares de las vértebras).
El estiloides en forma de colmillo
POR FAVOR NÓ hacer esto.!!

ALERTA MÉDICA: “NÓ SOSTENGA el TELÉFONO con LA CABEZA y EL HOMBRO”
La alerta llega de los consultores médicos del diario británico ‘Neurology’. Está comprobado que es peligroso, y hasta puede ser fatal, conversar por el teléfono apoyándolo en el hombro y aguantándolo con la cabeza. Generalmente hay una tendencia a hacer eso, cuando necesitamos anotar lo que el interlocutor está diciendo. El caso relatado por la publicación científica, se refiere a un psiquiatra francés que pasó una hora con el teléfono, entre la cabeza y el hombro izquierdo. Cuando terminó, sufrió ceguera temporal y sintió dificultad para hablar, a lo que le sobrevino un derrame cerebral.
MOTIVO: Un hueso minúsculo, pero puntiagudo, situado debajo de la oreja izquierda y detrás de la mandíbula, rompió los vasos que llevan la sangre hacia el cerebro. Ese rompimiento se produce porque la persona, sin sentirlo, va presionando cada vez más la cabeza sobre el teléfono y también, involuntariamente, va levantando el hombro. Como es una práctica muy común este comportamiento, principalmente en las oficinas, muchas veces este problema afecta a las personas con intensidad, y puede causar problemas por acumulación. Luego no sabemos el por qué ahora sufren las personas, de tantos derrames cerebrales (Accidente Cerebro Vascular=A.C.V.)
PÀSALO a todos sus contactos y EVITA HABLAR por TELÉFONO SOSTENIÉNDOLO entre LA CABEZA y EL HOMBRO.
Recibido en un email en archivo .pdf
Humberto Rosario Díaz.
Ad hoc

Anuncios

Maneras de vivir

Tantra, sexualidad sagrada.-

El orgasmo es el momento más cercano a la divinidad para cualquier persona. Durante el orgasmo (en francés al orgasmo se le llama petite mort , pequeña muerte) el cerebro queda prácticamente en “electroencefalograma plano”, el cerebro durante unas fracciones de segundo queda paralizado como sucede tras la muerte. Durante el orgasmo somos capaces de conectar con dios y crear nueva vida.

Dicen los sabios que “quien entiende la muerte lo entiende todo y ve a dios”. De eso trata la sexualidad sagrada. Se trata de dejar de utilizar la práctica sexual de un modo compulsivo que busca únicamente el placer instantáneo para hacerlo de un modo consciente y buscando el eterno placer. Dios es amor, el amor es placer y el placer felicidad, quien conoce a dios vive para siempre en un estado perpetuo de felicidad.

Para entender la práctica de a sexualidad sagrada es necesario entender que el orgasmo es una cosa y las convulsiones que experimenta el cuerpo durante ese momento son otra, y en el caso del hombre también es algo diferente la eyaculación. Del mismo modo que un golpe preciso en la rotula hace que cualquier persona levante de inmediato el pie por un reflejo incontrolado, el orgasmo (algo solo mental) hace que cualquier persona no entrenada experimente una serie de contracciones musculares, que en el caso del hombre vienen acompañadas de la eyaculación.

Mediante el entrenamiento es posible controlar el acto reflejo provocado por el orgasmo y controlar la cascada física que desencadena. Es posible, con la práctica y el entrenamiento, tener orgasmos que al carecer de las convulsiones, pueden prolongarse en el tiempo durante minutos, dejando de ser algo que dura solo décimas de segundo.

Cuando una persona alcanza el control de sus orgasmos puede experimentar durante el acto sexual, o durante la masturbación, cuotas de placer que sobrepasan toda experiencia conocida hasta el momento y que transforman en puro y duradero éxtasis lo que hasta ese momento se trataba de segundos de placer. La conciencia varía, el ser se expande y el conocimiento sobre la realidad se modifica.

Con la práctica del sexo sagrado el sujeto poco a poco va cambiando, nace dentro de él un nuevo individuo que percibe la realidad de un modo diferente al que perciben aquellos que practican el sexo “animal”, el instintivo. Esa realidad diferente es lo que en oriente se denomina Tantra, esa nueva realidad, utilizando un símil cinematográfico, seria la realidad fuera de Matrix.

El ser humano vive dentro de una nebulosa creada por la mente que le impide ver la realidad tal y como es. Igual mediante una metáfora queda más claro el concepto.

Supongamos una habitación (la realidad) en la que se sitúa una bandeja vacía, esa bandeja seria el ser humano recién nacido. Con el paso del tiempo sobre la bandeja se va depositando polvo, sobre el ser humano se van acumulando conocimientos. Llega un momento en que muchos dirían que el ser humano es “la bandeja más el polvo acumulado”, cuando eso no es así… el ser humano sigue siendo la bandeja, el resto es polvo acumulado (conocimientos adquiridos) que modifica el modo en que el se ve la bandeja.

Mediante la meditación y la practica de la sexualidad sagrada el ser humano va recuperando su esencia y es capaz de recocerse como la bandeja que es, comienza a darse cuenta de que los conocimientos son “algo adquirido” que le imposibilitan la percepción correcta de la realidad y que no forman parte de él. Esto no quiere decir que el practicante de la sexualidad sagrada niegue sus conocimientos, lo que quiere decir es que sabe que son sólo eso: conocimientos. Sabe que él es la bandeja y no la bandeja con polvo.

Para ser totalmente libre, a imagen y semejanza de dios, es necesario poder controlar los impulsos, es necesario ser dueño de tu propio cuerpo. Mediante el sexo sagrado se consigue controlar lo más difícil: los apetitos sexuales y la búsqueda del placer instantáneo proporcionado por el orgasmo animal.

El sexo sagrado provoca un cambio progresivo en la conciencia del practicante, es lo que se denomina magia sexual, es un proceso alquímico que cambia al practicante desde dentro.

¿Cómo se comienza en el sexo sagrado?. Aunque puede comenzarse en pareja no es el modo más sencillo de hacerlo. Primero es recomendable comenzar en solitario, comenzar con la masturbación. Poco a poco el practicante va adquiriendo conocimiento sobre como experimenta el placer, sobre sus puntos erógenos, sobre como canaliza la energía producida y como ésta finalmente desemboca en el orgasmo. Poco a poco se adquiere el control sobre ese flujo energético y poco a poco el orgasmo comienza a dominarse. Llega un momento en el que el control y el autoconocimiento son tan sólidos que puede comenzar a practicarse en pareja. De nuevo será un proceso de aprendizaje, ahora se deberán controlar dos energías diferentes (las de los miembros de la pareja), pero con el paso del tiempo el control será también absoluto. El éxtasis sagrado, proporcionado por la proximidad a la fuente de la que todo surge, llena al individuo y la fusión con el todo se hace real. Pero ya desde sus primeras masturbaciones tántricas esa cercanía a la divinidad se hace evidente y las sensaciones de placer van madurando para irse transformando en sensaciones de éxtasis místico.

[José Luís Ruíz]