“Después de años de barrer el problema debajo de la alfombra y esperando que nadie se diera cuenta, la FDA ha admitido finalmente que la carne de pollo que se vende en los EE.UU. contiene arsénico, un químico que causa cáncer y que es mortal en dosis altas.

Pero la verdadera historia es de donde proviene el arsénico:¡Se agrega a la alimentación de las gallinas a propósito!”

La FDA dice en su propia investigación que el arsénico añadido a la alimentación de las gallinas termina en la carne de pollo que luego se consume. Hasta este nuevo estudio, tanto la industria avícola y la FDA negaban que el arsénico llegara a los humanos y aseguraba que se excretaba en las heces del pollo.

Pero ahora la evidencia es tan innegable que el laboratorio Pfizer,  fabricante del producto conocido como alimento para pollos Roxarsone ha decidido retirar el producto de las estanterías pero, solamente en los Estados Unidos. Y admitió que no necesariamente va a eliminar de los productos de alimentación en otros países a menos que sea obligado por los reguladores para hacerlo; según la agencia AP.

“Scott Brown de Investigación Veterinaria de Pfizer Animal Health Medicina y la división de Desarrollo dijo que la empresa vende también el ingrediente en los países en una docena de otros. Dijo que Pfizer está tratando de llegar a las autoridades reguladoras en esos países y decidirá si lo venden de forma individual”, reportó Usa Today. Para ser más gráficos, el laboratorio está tratando de sobornar dirigentes fuera de EEUU.

Más allá de las medidas en el país del norte, la FDA sigue negándose a fisurar (demasiado) el sistema y aseguró que el arsénico en los pollos se encuentra en un nivel tan bajo que aún es seguro para comer. Esto, aún luego de admitirlo como un agente cancerígeno.

El Consejo Nacional del Pollo está de acuerdo con la FDA. En un comunicado emitido en respuesta a la noticia de que Roxarsone sería retirado de las tiendas de alimentación, señaló, “El pollo es seguro para comer”, aunque admitiendo que el arsénico se utilizó en muchos criaderos y en pollos listos para su faena.